La Tetera y la Flor

 

„Había una vez una tetera orgullosa de su porcelana, orgullosa de su larga boquilla, orgullosa de su ancha asa. …”

“… en mi interior se fusionan las delicadas hojas de té chino con el agua caliente.”

“Todo eso contó la Tetera de su juventud. … la Tetera calló al suelo, la boquilla se quebró, el asa se rompió, … . La Tetera quedó desvanecida sobre el piso rodeada del agua derramada. Fue un duro golpe, ... “

“… caí en desgracia, sin valor, tanto en mi interior como en el exterior. Pero a partir de este momento, y en el estado que quedé, comenzó lo mejor de mi vida. Todo cambió por completo. Fui rellenada con tierra, eso significa para una tetera ser enterrada. Pero en la tierra plantaron un bulbo. … La raíz quedó en la tierra, y con ello en mi interior. Se convirtió en mi corazón, mi corazón lleno de vida. … Era vida en mi interior, con vigor, mucho vigor. Ese vigor estalló y comenzó a germinar. Fue como un torbellino de pensamientos y sentimientos que se convirtieron en una flor. …”

La Tetera, de Hans Christian Andersen.

La historia de la Tetera trata del contenedor y el contenido, del orgullo y la fragilidad, de la utilidad y el desuso y por último de la estabilidad y la inestabilidad en el tiempo. Exactamente pasa lo mismo con los edificios, y más concretamente con aquellos que catalogamos como patrimonio. ¿Qué se puede hacer con el contenedor, duradero, con un pasado lleno de orgullo pero a su vez quebradizo? ¿Mantenerlo o reutilizarlo? ¿Cómo? ¿Quién?. En nuestra opinión hay dos ideas que pueden ser de gran utilidad: las huellas, que consideramos el espíritu del edificio o del contenedor; y el apego, que el usuario ha de tener con el contenedor para que haya una relación estable.

La Tetera: El edificio Hammerkopf-Förderturm Schacht IV

El bulbo o la flor: el contenido

La Tetera y la flor es un proyecto de participación colaborativa. Se trata de un espacio que a través de Workshops y con la participación de los vecinos, turistas y artesanos de irá construyendo de forma transparente.

El proyecto se construye a sí mismo. Con las actividades en el edificio (la Tetera) se desarrollará en entorno. En los talleres y exposiciones los participantes irán regenerando la vegetación del entorno, el mobiliario del edificio, etc.

El proceso colaborativo consiste en el desarrollo de proyectos previamente seleccionados para su realización en los talleres y las actividades al aire libre. Por ejemplo: los artesanos podrían compartir su conocimiento para la construcción del mobiliario; los biólogos podrían enseñar cómo se puede regenerar el sustrato mediante la utilización de vegetación que ayuda a descontaminar (Fitorestauración) o mostrar y realizar un catálogo de la vegetación del entorno, etc. En resumen, se trata de compartir conocimientos y experiencia para con ello conseguir dos aspectos importantes para nosotros: el flujo del conocimiento y el apego.

La Tetera y la flor se desarrolla a través del tiempo. La puesta en funcionamiento del proceso colaborativo empezaría desde el minuto uno, ya que los talleres pueden realizarse de forma paralela a la rehabilitación del edificio “la Tetera”.

La tetera

La estructura de hormigón armado de la torre Hammerkopf-Förderturm Schacht IV es interesante ya que fue diseñada como si se tratara de una estructura de acero. La maquinaria que contiene en su interior es de acero y fue concebida como un cuerpo metálico que se aloja en el edificio de hormigón y funcionaba como el corazón de la torre (cabinas de acceso al pozo de extracción de carbón).

El nuevo programa se distribuye respetando la zonificación que el edificio tuvo. Las áreas climatizadas y no climatizadas dividen el edificio en dos grandes zonas. La planta acceso, conocida como Schachthalle conforma el área no climatizada, sólo los usos que precisan de condiciones específicas de climatización son contenidos en piezas. Las plantas superiores (a partir de la 3ª planta) se unifican en una zona compacta y climatizada.

La flor

Se trata de una estructura que contiene todos los elementos necesarios para que el edificio pueda ser utilizado (escaleras, ascensor, climatización, servicios, cocina, instalaciones, etc.). Materiales: estructura de acero, paneles de protección contra incendios; fácil de modificar y de desmontar.

Como si se tratara de una planta trepadora, la estructura se va anclando a la estructura existente. En las plantas superiores se reduce al máximo para poder conseguir más espacio.

FICHA TECNICA

La Tetera y la Flor. Torre de la mina de Camphausen

Concurso de ideas

Situación

Quierschied-Fischbach. Alemania

Arquitectos

Javier Fernández Aranda

Promotor

Colegio de Ingenieros de Saarland

Programa

Arquitectura, activación urbana, paisaje y diseño expositivo.

Superficie.

Presupuesto

1.5 Millones Euros

Fechas del proyecto

Concurso: 2015

woolrich outlet woolrich outlet online moncler outlet piumini moncler outlet nike tn nike tn pas cher hogan outlet hogan outlet online moncler outlet moncler outlet online moncler outlet piumini moncler outlet hogan outlet hogan outlet hogan outlet hogan outlet hogan outlet canada goose pas cher canada goose pas cher canada goose pas cher canada goose pas cher canada goose pas cher doudoune moncler pas cher doudoune moncler pas cher doudoune moncler pas cher doudoune moncler pas cher

As7 Desarrollos Web